¿Qué es un ERP?

Tipos de ERPs, beneficios, implantación.
February 11, 2024 by
¿Qué es un ERP?
Ilen | Lucual18



¿Qué es un ERP y por qué lo necesitas para tu empresa?

Un ERP (Enterprise Resource Planning) es un software de gestión empresarial que integra y automatiza los procesos de negocio de una organización, tales como finanzas, contabilidad, recursos humanos, producción, ventas, compras, inventario, etc.

El objetivo de un ERP es mejorar la eficiencia, la productividad y la rentabilidad de la empresa, al proporcionar una visión global y en tiempo real de su situación y rendimiento facilitando la colaboración entre los diferentes departamentos y la toma de decisiones estratégicas basadas en datos.


Beneficios de un ERP para tu empresa

Un ERP puede aportar múltiples ventajas a tu empresa, entre las que se destacan:

  • Centralización de la información: almacena toda la información de la empresa en una única base de datos, evitando la duplicidad, la inconsistencia y el desorden de los datos. Así, se garantiza que la información sea precisa, actualizada y accesible para todos los usuarios autorizados.
  • Optimización de los procesos: automatiza y estandariza los procesos de negocio, eliminando las tareas manuales, redundantes e innecesarias. Esto reduce el tiempo, el costo y el margen de error de las operaciones, mejorando la calidad y la satisfacción del cliente.
  • Integración de las funciones: permite integrar las distintas funciones y áreas de la empresa, facilitando el flujo de información y la coordinación entre ellas. De esta forma se evitan los silos de información, los conflictos y las demoras, mejorando la comunicación y la sinergia entre los equipos de trabajo.
  • Adaptabilidad y escalabilidad: se adapta a las necesidades y características de cada empresa, permitiendo personalizar y configurar sus módulos, funcionalidades y parámetros. Asimismo, un ERP es escalable, es decir, puede crecer y evolucionar junto con la empresa, incorporando nuevas funcionalidades y capacidades según sus requerimientos.

Tipos de ERP y ejemplos

Existen diferentes tipos de ERP según su forma de distribución, su licencia, su alcance y su sector. A continuación, se presentan algunos ejemplos de cada tipo:

  • ERP en la nube: se alojan en servidores remotos y se acceden a través de internet. Tienen la ventaja de no requerir instalación, mantenimiento ni infraestructura propia, y de ofrecer mayor movilidad, seguridad y flexibilidad.
  • ERP on-premise: se instalan en los servidores y equipos propios de la empresa, ofreciendo mayor control, personalización y autonomía. Esto implica también mayores costos, riesgos y responsabilidades. 
  • ERP de código abierto: se basan en una licencia que permite el acceso, la modificación y la distribución libre del código fuente del software. Estos ERP tienen la ventaja de ser más económicos, flexibles y personalizables, pero también requieren mayores conocimientos técnicos y soporte.
  • ERP de código cerrado: se basan en una licencia que restringe el acceso, la modificación y la distribución del código fuente del software. Estos ERP tienen la ventaja de ofrecer mayor seguridad, estabilidad y soporte, pero también son más costosos, rígidos y dependientes del proveedor.
  • ERP vertical: se especializan en un sector o industria específica, ofreciendo soluciones adaptadas a sus particularidades, normativas y requerimientos. Por su parte tienen la ventaja de ofrecer mayor funcionalidad, eficacia y competitividad, pero también son más limitados y exclusivos. 
  • ERP horizontal: se dirigen a un mercado más amplio y general, ofreciendo soluciones estándar y genéricas para cualquier tipo de empresa, sector o industria. Ofrecen mayor versatilidad, accesibilidad y compatibilidad, pero también son más básicos y genéricos.


Cómo implantar un ERP en tu empresa

La implantación de un ERP en tu empresa es un proceso complejo y delicado, que requiere de una planificación, ejecución y seguimiento adecuados. A continuación, se presentan algunos pasos que debes seguir para implantarlo con éxito:

  • Definir los objetivos y requisitos: antes de elegir e implantar un ERP, debes tener claro qué quieres lograr con él, qué problemas quieres resolver, qué necesidades tienes y qué expectativas tienes. Así, podrás establecer los criterios de selección y evaluación del ERP más adecuado para tu empresa.
  • Seleccionar un proveedor experimentado: una vez que tengas definidos tus objetivos y requisitos, debes buscar y comparar los diferentes proveedores que existen en el mercado, teniendo en cuenta aspectos como el coste, el soporte, la reputación, etc. 
  • Diseñar el plan de implantación: una vez que hayas seleccionado el ERP y el proveedor, de la mano de este último se debe diseñar el plan de implantación, que incluye aspectos como el alcance, el cronograma, el presupuesto, los recursos, los roles, las responsabilidades, los riesgos, etc. 
  • Evaluar y mejorar el ERP: una vez ejecutado el plan de implantación, se podrá proceder a evaluar el sistema mediante el seguimiento, el control, la medición, el análisis y la optimización de los indicadores de rendimiento, satisfacción y calidad del ERP. Así, podrás detectar y corregir los posibles errores, fallos o mejoras del mismo, garantizando así su funcionamiento óptimo y adaptación continua a las necesidades y cambios de tu empresa.


En resumen…

Un ERP es un software de gestión empresarial que te permite integrar, automatizar y optimizar los procesos de negocio de tu empresa, mejorando su eficiencia, productividad y rentabilidad. Existen diferentes tipos de ERP según su forma de distribución, su licencia, su alcance y su sector, y debes elegir el que mejor se adapte a tu empresa. La implantación de un ERP es un proceso complejo y delicado, que requiere de una planificación, ejecución y seguimiento adecuados.


Sign in to leave a comment